Hábitos financieros que cambiarán tu vida

Skandia México / 7 enero , 2020

Lamentablemente, la mayoría de las personas, sino es que todas, tendemos a adoptar hábitos que no abonan a nuestro bienestar en cuanto a salud y economía. El psicólogo clínico experto en comportamiento y cambio, John Norcross, señala que “Aunque casi la mitad de los norteamericanos documenta las resoluciones de Año Nuevo —especialmente, las resoluciones relacionadas con el dinero y la salud—, después de una semana el porcentaje de quienes están dispuestos a lograrlo baja a 75%; después de 6 meses disminuye a 40% o 45% y después de 2 años de 10% a 18%”.

A continuación, te mostramos una lista de hábitos financieros que te pueden estar costando muy caro; y en ese sentido, bien vale la pena esforzarnos por reprogramar nuestro cerebro.  

PLANEAR A CORTO PLAZO

La preocupación rara vez se extiende más allá de la siguiente quincena. Y si queda algo de dinero, se prioriza el consumo sobre el ahorro.

Establece un plan de ahorro en el que incluyas este rubro en tu presupuesto como un gasto fijo imprescindible, incluso puedes domiciliar tu ahorro, así nunca llegará a tus manos ese dinero.

NO DELEGAR RESPONSABILIDADES

Una persona en la familia concentra la administración del dinero. Te has preguntado ¿Qué pasaría si por alguna razón esa persona se ve imposibilitada de cumplir con su papel de administrador?

Realiza reuniones familiares periódicamente para evaluar su situación financiera.

NO TENER UN FONDO DE EMERGENCIA

Vives al día, te hace feliz llegar al final de quincena sin tener que recurrir a algún préstamo. Pero, cuidado, cuando se presenta una emergencia como la reparación del auto, o la pérdida de empleo, por mencionar algo, entras en estrés financiero inmediato.

Comienza un plan de ahorro destinado a conformar un fondo de emergencias (se sugiere que sea el equivalente a tres o seis meses de gastos), y no toques ese dinero a menos que sea necesario. Tener ese efectivo flexible disponible hace que las emergencias sean mucho más fáciles de manejar.

NO CONTRATAR SEGUROS

De vida, incapacidad, auto, casa, gastos médicos mayores, educativo, etcétera. Los seguros son, junto con el fondo de emergencia, el mejor soporte para disfrutar de unas finanzas personales sanas y sólidas.

Analiza tu situación personal y familiar para saber que tipo de seguros necesitas contratar. Al paso del tiempo tus necesidades de este tipo de activo pueden cambiar.

COMPRAR PORQUE “LO MERECES”

Solo se vive una vez; nada me llevaré cuando me muera; me lo merezco, he trabajado mucho para tenerlo; etcétera, son expresiones que solemos utilizar para justificar gastos excesivos e injustificados.

Compara y planea tus compras con anticipación, y antes de realizarla pregúntate si en verdad lo necesitas o no, o si es una compra que puede esperar.

ATRASARTE EN TUS PAGOS

Este mal hábito puede crear un ciclo difícil de romper: terminarás pagando cargos por demora y otros.

Ponte al día en tus pagos atrasados. No hacerlo puede afectar su puntaje de crédito y dificultar el acceso a otros créditos más importantes.

TARJETAS DE CRÉDITO PAEA EL GASTO DIARIO

Puede acumular una gran cantidad de deuda en un período de tiempo corto.

Presupuesta todos tus gastos, por mínimo que sea, y cúbrelo con efectivo; o págalo con la tarjeta, pero cubre todo el saldo al final del mes.

NO ESTABLECER UN PLAN FINANCIERO

Si un plan, no podrás avanzar en el logro de tus metas. Te ayudará a que tus gastos coincidan con tus prioridades al igual que tus estrategias de ahorro e inversión, además de darte respuestas a preguntas como cuándo comenzar a invertir, cuánto ahorrar para tu jubilación y otros objetivos financieros.

Establece tus metas a corto, mediano y largo plazo, elabora un plan de ahorro-inversión para cada una de ellas y evalúa tus avances periódicamente para evaluar avances o posibles cambios de estrategias.

ELEGIR POR MIEDO O PRESIÓN

Invierte tiempo en robustecer tu cultura financiera, así podrás tomar mejores y más rentables decisiones de inversión.

NO INVERTIR

Si no obtienes tu dinero trabajando a través de inversiones financieras o de otras inversiones que generan ingresos, quizá no puedas cumplir todas las metas que te propusiste y tardarás más tiempo en alcanzar otras.

Invierte de acuerdo con el plazo de cada una de tus metas y tu nivel de tolerancia al riesgo. No es lo mismo invertir para comprar un auto que para adquirir un bien raíz o para tu retiro.

Lo dicho, cambiar la manera de hablar, pensar más analíticamente, ahorrar más dinero o invertir en nuevos instrumentos financieros requiere el cambio de docenas de hábitos. Puede tomar semanas o meses cambiar un hábito, depende qué tan complejo sea y cuántos hábitos menores involucre ese cambio. Por eso, desarrollar buenos hábitos requiere de mucha disciplina, coraje, práctica y trabajo duro y arduo diariamente. El proceso puede llevar días, meses y hasta años, pero si en verdad queremos lograrlo, debemos empezar ya.

Tal vez te interese

¿Quieres calcular tu propia inflación en 4 sencillos pasos?, entonces sigue leyendo…
Tania Martínez / 23 enero , 2020

¿Has escuchado o leído recientemente sobre la inflación en México?, si es así, ya sabrás que de acuerdo con el último comunicado de inflación del INEGI, hasta diciembre de 2019 […]

Si la vida te da limones… Exprime la energía negativa
Daniel Valencia / 8 enero , 2020

Muchas veces estamos rodeados de energía negativa, de esas personas que se la pasan quejándose, de personas con mal humor, de personas que se pelean […]

Hábitos financieros que cambiarán tu vida
Skandia México / 7 enero , 2020

Lamentablemente, la mayoría de las personas, sino es que todas, tendemos a adoptar hábitos que no abonan a nuestro bienestar en cuanto a salud y […]

* Campos requeridos

En Womento tenemos el propósito de mostrarte que tienes el potencial suficiente para moldear tu destino y llegar a ser esa mujer que siempre has querido.

Ser parte de este movimiento significa tener acceso a una comunidad que construimos todas, donde compartiremos herramientas y experiencias, y reflexionaremos sobre la importancia de invertir en ti, en tu bienestar, en tus finanzas y en tu conocimiento.

Vivimos un momento histórico donde todas las posibilidades están a la mano, entonces estira tu brazo, mente y corazón, aférrate a ellas y no las sueltes hasta que hayas alcanzado todo lo que quieres,

porque ¡#TuWomento es ahora!